domingo, 3 de julio de 2016

Socialismo y Masonería

Desde su fundación en 1933, el socialismo ha albergado en su seno una parte de la pluralidad de Chile, expresada en grupos de opinión, de intereses y de identidades específicas. Así han sido parte de sus filas militantes y de su ámbito convocante distintas percepciones e interpretaciones de la fenomenología social, distintas escuelas del pensamiento; cada cual con su especificidad y su acento diverso. Ello, por cierto, declinó en aquellas circunstancias en que se tendió hacia el monolitismo y la superlativización ideológica; pero siempre se ha recuperado cuando se ha retornado hacia su característica fundacional.
Uno de los exponentes de esa pluralidad es la vertiente racionalista laica, integra­da por miembros de la Orden Masónica, que se han sentido convocados por el socialismo a través del tiempo, o que en las filas del socialismo han explorado el camino de la masonería. Entre ellos, sobresale con su brillo singular, la figura de Eugenio Matte Hurtado, sin dejar de lado las no menos relevantes personalidades de Grove, Bianchi, Martínez y González Rojas en el esfuerzo fundacional, y la de Salva­dor Allende en parte sustancial de la historia del Partido Socialista (ps).
Necesario es destacar al primero de los nombrados, por su trascendente signifi­cación masónica y socialista, que lo llevó a ocupar un lugar que aún no ha sido plenamente reivindicado por los historiadores. Matte, un sobresaliente tribuno repu­blicano, ocupó el mas alto rango masónico -el título e investidura de gran maes­tro- a los 32 años de edad, una excepción en una institución donde el tiempo jerarquiza por sobre las circunstancias, responsabilidad a la que renunció para actuar protagónicamente en el proceso político que culminó con la fundación del ps.
No cabe duda que los veinte primeros años del ps están marcados por una participación masónica relevante, que comienza a declinar hacia los años 60, a medida que se produce, por un lado, la radicalización ideológica del socialismo, y por otro, por una ten­dencia de introversión institucional de la Orden Masónica.
Problemas de política interna, dentro de las luchas de poder direccional, determinaron que, en muchos momentos, la condición masónica fuera una anatema que condicionaba la calidad militante. Incluso, en más de una oportunidad se votaron mocio­nes que buscaban una opción terminal obligatoria, donde el militante debía perder esa condición en el caso de mantenerse dentro de las filas de la francmasonería.
Allende, destinatario directo de tales propuestas, las enfrentó en una lucha doctrinal de alto vuelo que de­finió la naturaleza complementaria de ambos caminos, en tanto uno tocaba la condición individual -intrínseca­mente personal- y el otro tenía que ver con lo colectivo -lo específica­mente social- lo que fue sintetizado en su frase ya célebre: "Soy socialista porque soy masón, y soy masón por­que soy socialista".
Analizados ahora los factores que incidieron, en su momento, en tales actitudes antimasónicas, está claro que tuvieron mucho, que ver en su configuración las luchas de posicio­nes dentro del partido y, en algunas ocasiones, los prejuicios propios del desconocimiento o por relaciones encontradas entre militantes masones y no masones, donde la cuestión de las identidades fue un canal de refe­rencia para determinadas tomas de posiciones.
Uno de los factores que ha influi­do en la anatematización de que son objeto los masones es el desconoci­miento de los elementos constituyen­tes de su condición. Muchas veces las imágenes que se han construido co­rresponden a reflejos distorsionados por diversas razones. ¿Cuáles son sus objetivos?, ¿cuáles son sus prácticas?, ¿cuáles son sus doctrinas?, son inte­rrogantes que han ido construyendo más mitos que realidades.
ESPECULACION FILOSOFICA
La masonería -en tanto orden filosó­fica- ¿surge a principios del siglo XVIII, en Inglaterra y Francia, princi­palmente, difundiéndose por Alema­nia, Italia, demás países europeos y EEUU. Influyen en su conformación diversos elementos, pero el más rele­vante en términos de lo social, lo constituye el movimiento por la tole­rancia religiosa, luego de cruentos períodos de persecuciones y de con­frontaciones por la fe, entre los segui­dores de la autoridad del Papa y el protestantismo. Allí se encuentra su acento anglo-escoses, proveniente de los gremios de constructores del Me­dioevo, en cuyas filas participaban hombres de distintas culturas, credos y nacionalidades, que les exigía un ambiente de tolerancia y fraternidad. Del afluente latino-francés proviene la tendencia laicista, que promueve la desvinculación de los clérigos de la cosa pública. Del afluente cultural de la humanidad se recoge el pensa­miento y las prácticas de las escuelas iniciáticas, especialmente de las culturas mediterráneas de la antigüedad, con sus contenidos filosóficos, expla­yados en sus distintas disciplinas. Todo ello en función del perfecciona­miento del hombre, en tanto indivi­dualidad puesta al servicio de la superación social.
Si se pudiera hacer una síntesis global de "lo masónico", tal vez po­dríamos decir que ello consista en una especulación filosófica qué pone acento en: la tolerancia, lo no dog­mático, la libertad social e indivi­dual, ¡a igualdad, la fraternidad hu­mana y el laicismo. No existen ni ob­jetivos de grupo ni intereses más allá de la proyección axiológica en la so­ciedad de los principios enumerados.
CERCANIA GENERICA
Esto es lo que ha aunado a destacados chilenos en más de 150 años en torno a la institución masónica, sobre la base de la pluralidad ideológica, reli­giosa, política y de intereses específi­cos, desde la fundación de las prime­ras logias, que dieron vida a la Gran Logia de Chile, entidad reguladora de todas las logias constituidas en el país y, por lo mismo, su dirección su­perior.
La lucha por las leyes laicas y la participación en la Orden de promi­nentes políticos, profesionales, inte­lectuales, gobernantes, legisladores, miembros de las FFAA, etcétera dieron prestigio e influencia a la francmaso­nería, que se ligó indisolublemente a la cotidianeidad republicana, recono­ciéndosele conducción ética en una serie de aspectos, en muchos de los cuales, por problemas de diversa con­cepción, se produjeron contiendas de influencia y competencia con la Igle­sia Católica, especialmente a princi­pios del siglo XX.
Uno de los hechos que se advier­te en la masonería actual, es que una parte importante de sus componentes, en tanto individuos, muestran una simpatía o cercanía con el socialismo desde una percepción predominante­mente genérica, que no se expresa aún en términos militantes. Segura­mente esto tiene algunas causas que deben auscultarse con dedicación. Probablemente ello tendría relación con ciertas latencias del pasado, o con las propias consecuencias del largo período de división o con la falta de mensajes nítidos en relación con las especificidades masónicas o con la falta de imágenes representacionales. Es una cuestión que debe diagnosti­carse para, en consecuencia, obrar en función de políticas que revaliden una parte vital del socialismo, tanto por lo que el mundo masónico significa en la pluralidad de Chile, como para resguardar un patrimonio de la propia pluralidad del PS.

La Historia de la Masonería

La Francmasonería hoy se fundamenta en la realización de trabajos filosóficos, filantrópicos y de solidaridad humana. Su origen directo son las fraternidades de constructores de catedrales (canteros, albañiles, arquitectos ...) las ramificaciones de las que se extendían en la Edad Media por toda Europa Occidental.
Para traspasarse los secretos de su arte, estos constructores practicaban antiguos rituales cuyo origen no puede fijarse con exactitud, pero se puede afirmar que los Masones (paletas) han formado desde la antigüedad cofradías de oficios.
Para aprender la profesión y practicarla (hacerla operativa), los masones debían viajar de ciudad en ciudad, lo que les permitió finalmente liberarse de toda autoridad feudal, tanto civil como eclesiástica. Formaron así los "oficios francos", franquear de las cargas señoriales.
La influencia de estos "Francmasones" fue muy importante entre los siglos XII y XIV. Disminuyó a lo largo del siglo XV en el continente europeo, pero se mantuvo en Inglaterra, en Escocia y en Irlanda. 
En estos tres países tuvo lugar la evolución de la Masonería operativa en la Masonería simbólica o especulativa, que se hizo por etapas. A medida que desaparecían las grandes obras de construcción de catedrales, las Logías de Masones operativos iban integrando en su cofradía "Masones aceptados", personas de prestigio moral e intelectual que participaban en sus discusiones y las enriquecían con sus aportaciones. 
“A todos nos es dado el privilegio y la oportunidad de cooperar al renacimiento iniciático de la Masonería, para el cual están maduros los tiempos y los hombres: hagámoslo con aquel entusiasmo y fervor que, habiendo superado lastres simbólicas pruebas, no se deja vencer por las corrientes contrarias del mundo profano, ni arrastrar por el ímpetu de las pasiones, ni desanimar por la frialdad exterior, y que, llegando a tal estado de firmeza, madurará y dará óptimos frutos.
Pero, antes que todo, aprendamos. Aprendamos lo que es la Orden en su esencia, cuáles fueron sus verdaderos orígenes ...”
Aldo Lavagnini
Manual del Apr.·.Mas.·.
Los fundamentos de la Francmasonería moderna se sitúan en torno al 1600, en Escocia, donde se reunían Logías de canteros. 
En 1693 la guardia escocesa de Jaime II Estuardo, monarca exiliado en Francia, instala cerca de París la primera Logía de masones aceptados del continente europeo. A partir de entonces, las logías dichos "escocesas" esparcirán por el Reino de Francia y darán lugar, por evolución gradual a lo largo del siglo XVIII, en el Rito Escocés (que paradójicamente siempre fue desconocido en Escocia). 
En 1717, cuatro Logías de Londres se unieron para formar la primera federación de logías especulativas, que se llamó Gran Logía de Londres.
En 1723 el pastor Anderson redactó las Constituciones de los Francmasones, un documento con los principios por los que debía regirse esta Masonería especulativa. Reformas posteriores han modificado poco a poco las condiciones de ingreso al ritmo de la evolución de las mentalidades, en buena parte empujado por la propia acción de los Masones.
En 1773 se constituye el Gran Oriente de Francia por la federación de 400 logías del reino.
En 1789 comienza la Revolución Francesa con la reunión de los Estados Generales de Francia; los 655 diputados, 477 eran masones. Los Masones tuvieron una influencia determinante en la construcción intelectual de los fundamentos de la República con la incorporación de los tres principios democráticos de Libertad, Igualdad y Fraternidad (materializada, por ejemplo, en la proclamación de los Derechos del Hombre y del ciudadano). Sin embargo durante el periodo del Terror jacobino, el Gran Oriente de Francia se vio obligado a suspender sus actividades (1793).
En 1801 tiene lugar en Charleston (Carolina del Sur) la constitución del Supremo Consejo de los Estados Unidos de América, que se considera tradicionalmente como el establecimiento definitivo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (R.·.E.·.A.·.A.·.) y su sistema de 33 grados. En 1804 se creará en París el Supremo Consejo de Francia y luego se irán creando Supremos Consejos del R.·.E.·.A.·.A.·. los otros países de Europa y América.
A lo largo del siglo XIX, en efecto, la Francmasonería se extendió por todo el mundo y la influencia de los francmasones fue determinante. Es evidente que nuestros Hermanos contribuyeron a la adopción de leyes sociales, los sistemas de seguridad social, de las vacaciones pagadas, de la semana laboral de 40 horas, de la prohibición del trabajo de los niños, de la escuela laica obligatoria.
Hoy en día, la Gran Logía de Inglaterra y las obediencias de influencia inglesa continúan aplicando al pie de la letra aquellas originarias Constituciones de Anderson. Muchas otras Obediencias consideramos, sin embargo, que la tradición propia no ha sido ni debe ser nunca un obstáculo para la continua actualización de la Francmasonería, que permita a la Orden seguir respondiendo a los problemas y las demandas de la sociedad de cada momento.
Insistimos en que nadie sabe a ciencia cierta cuándo o dónde se inició la masonería. Lo que sí sabemos es que la historia de la masonería está íntimamente ligada a la historia de los constructores, arquitectos y albañiles de la antigüedad.
En la actualidad la Francmasonería se encuentra presente en casi todos los países de la Tierra y su lista de miembros abarca millones de personas que, día con día, se reúnen para ejercer su libertad de expresión, aprender, y recabar fondos para la institución filantrópica más grande del mundo.

Fuente: Gran Orient de Catalunya

Nuestra Logia, la Logia Ma´at Nº 11

La Logia Ma´at Ma’at Nº 11 recibió la carta patente del Gran Orient de Catalunya con el número 11 y se constituyó el 12 de Abril de 2008 E.·.V.·. al Oriente de Estocolmo Suecia. 
La Orden asienta sus principios en los ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad; y considera que el hombre puede alcanzar su realización a través de la Ciencia, la Justicia y el Trabajo (trilogía que constituye su lema). Estos ideales, que en el seno de nuestra Institución no sólo se expresan sino que se hacen realidad, fueron los que inspiraron a hombres de todos los tiempos a la hora de enfrentar y combatir regímenes opresores, despóticos o que negaban la dignidad de la condición humana.
Valiéndose de una tradición iniciática compuesta por símbolos y alegorías, el lenguaje masónico trata de operar en lo profundo de la conciencia para sacar a la luz aquellos arquetipos que distinguen a los hombres cabales. De esta forma la Masonería se erige en defensora del progreso de la humanidad, y se manifiesta acérrima enemiga de la ignorancia, el fanatismo y la codicia.
La Respetable Logia Ma`at Nº 11, esta radicada en la ciudad de Estocolmo, Suecia y está jurisdiccionada al Gran Orient de Catalunya, Es una Logia mixta que trabaja en el R.·.E.·.A.·.A.·. (Rito Escosés Antiguo y Aceptado)
Nuestra prioridad es que cada uno de los miembros de la Logia tenga la oportunidad de perfeccionarse. Es así, mediante la consolidación de sus conocimientos seguida de la constante superación de los mismos es que se alcanza una sensación profunda de realización. 
“Nuestra Logia mantiene sus puertas abiertas a cuantos hermanos llamen a las mismas con el respeto y la fraternidad que caracteriza a todo buen masón; a los miembros de las Grandes Logias regulares de todo el mundo, a las que desde el espíritu de la universalidad estamos unidos por inquebrantables lazos de amistad y fraternidad, y también a todos aquellos hombres libres y de buenas costumbres que busquen su propia perfección moral sobre la base de la integridad, la solidaridad y la superación personal, y a la vez estén dispuestos a combatir la ignorancia, el fanatismo y el vicio y a defender el conocimiento, la tolerancia y la virtud”
R.·.L.·. Ma`at Nº 11
Nuestra Orden esta arraigada en una amistad verdadera basada en los valores que realzan lo mejor del ser humano mediante la unión de los espíritus y la comunión de los corazones. Nuestro compromiso es contribuir a la paz y la integración de los pueblos. Esperamos que esta cantera produzca un buen material para la construcción que levantamos al Gran Arquitecto del Universo.
La Francmasonería es una Institución universal, esencialmente ética, filosófica e iniciática, con una estructura fundamental constituida por un sistema educativo tradicional y simbólico; fundada en sentimientos de Fraternidad, como centro de unión para los hombres de espíritu libre y de todas las razas, nacionalidades y credos.Sustentamos los postulados de Libertad, Igualdad y Fraternidad, comprometidos en el alcance de la justicia social, y en contra de los privilegios y la intolerancia. Los francmasones se reconocen entre sí como Hermanos donde quiera que se encuentren; se deben ayuda y asistencia; y tienen además, la obligación de practicar la solidaridad humana.
En la búsqueda de la verdad y en el logro de la justicia, los francmasones tienen el deber de mantenerse en un lugar de avanzada en el proceso evolutivo e integrador del hombre y de la sociedad. Los francmasones respetan la opinión ajena y defienden la libertad de expresión.
La razón de ser de La Respetable Logia Ma`at Nº 11, en el contexto de la Orden, es conservar, transmitir y perpetuar el espíritu original de la Masonería del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, así como los antiguos principios de la fraternidad, así como sus postulados, principios y limites, contenidos en los Grados Azules o Universales, que constituyen la esencia del estudio de la filosofía, para conocer y practicar la virtud, que es el fundamento del Arte Real de Labrar y Pulir la Piedra en Bruto.
La Respetable Logia Ma`at Nº 11 busca que los principios masónicos la ubiquen como una entidad de valor y de vanguardia en la proclamación de los derechos de la humanidad.
La Respetable Logia Ma`at Nº 11 busca que la unidad fraternal de todos los hombres, sin distinciones de raza, religión, ideología, clase social o inclinaciones políticas, sea una realidad y se promuevan activamente que sus Obreros colaboren en la consecución de estos elevados fines en bien de la Humanidad y de la Orden en general, en cualquier lugar donde se encuentren, ya sea en sus trabajos, en los negocios, en la fábrica, en la escuela, en la política y sobre todo en el seno del Hogar y la Familia misma, ya que éstos constituyen la piedra fundamental de la sociedad, pues la Masonería comienza su obra en los hermanos y por consecuencia en la sociedad, aunque en ocasiones lenta y discreta, pero eficaz y profunda; la termina en la sociedad profana.
La Respetable Logia Ma`at Nº 11 es un Taller de autorrealización personal y de servicio a sus semejantes y dedicado a la GLORIA DEL GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO, con la practica permanente, dentro y fuera del Taller, aplicando la buena Masonería, la Masonería del entendimiento, de fraternidad, de tolerancia y de talento, así como de perfección humana integral.
La Respetable Logia Ma`at Nº 11 busca la unidad de los masones, la unidad de los hombres y lucha por construir en cada uno de ellos las bases esenciales que cooperen a su evolución interior y espiritual, a fin de ser firmes, dignos y competentes.

La Francmasonería acoge en su seno sólo a personas libres, mayores de edad, respetables e independientes, solo dependientes de su conciencia y dedicados a poner en práctica un ideal de paz, amor y fraternidad, preocupados en su perfeccionamiento moral así como el de la Humanidad entera. No es una religión, una escuela filosófica, un club, una ONG, una organización metapolítica, una sociedad secreta, ni tampoco una sociedad con secretos. Podemos reconocer algunos rasgos y aplicaciones de estos aspectos en nuestra Fraternidad, pero ninguno de ellos es definitorio en su totalidad de lo que es la Francmasonería. En todo caso se articulan radialmente en torno a lo esencial de la Orden: su sustancia, la hermenéutica de su transmisión y finalidad iniciática.

El día Lunes 27 de Junio se cerraron para siempre los ojos visionarios de Anita Correales Navarro

Una penosa convalecencia, terminó por agotar el ya cansado cuerpo de nuestra camarada y por apagar sus últimos alientos. Antes de su partida nos dijo "estoy bien" a pesar de las fuertes dolencias que padecía. Su tranquilidad venía del recuento de su vida y de la dignidad con la que la transitó.
De origen proletario, se educa en la Carrera de Pedagogía, y rápidamente se incorpora al Partido Socialista de Chile. Profesora de castellano de profesión, abraza la causa de los explotados y en ella se destaca como una brillante dirigente de los trabajadores y del Partido. Fue dirigente del Comité Central del Partido electo en el Congreso de la Serena de 1971, habiendo sido previamente una destacada dirigente de la Juventud del PS.
En el año 1973 tras el Golpe de Estado no dudo ni por un momento el asumir junto a la Primera Dirección Nacional Clandestina la dura tarea de reconstrucción partidaria, cargo que ocupó hasta su partida al exilio en 1975.
Siendo una esforzada militante socialista, desempeño papales de mucha importancia, entre ellos fue la Secretaria del Jefe del Partido, compañero Carlos Altamirano Orrego, cargo que desempeñó con gran propiedad y transparencia. Dirigente, además, en reiteradas ocasiones de varias estructuras partidarias, jefa de núcleo, dirigente seccional, Regional y del Comité Central..
En la época de la Organización de la Solidaridad Internacional con la lucha del pueblo chileno fue miembro del Comité Central y en los comienzos de su Secretariado Exterior. Militante esclarecida, se caracterizó siempre por la lealtad a los principios fundacionales del Partido, a su carácter de Partido obrero, popular, marxista, latinoamericanista y revolucionario. Poseedora de un verbo fino, sencillo y convincente, su experiencia de luchadora se vio plasmada en hermosos versos que cuentan su origen, su historia, sus padecimientos, la lucha común y el sentido colectivo de la gesta social de la cual era conductora y líder. Formadora y maestra de innumerables generaciones de socialistas y de dirigentes sociales. Su pertenencia a nuestras filas es un orgullo para nuestro Partido.
Para su esposo Víctor Garay, familia, para sus compañeros, para sus amigos y para todo el Partido, nuestro profundo mensaje de dolor y tristeza, y el mejor de los recuerdos para nuestra inolvidable Camarada ANA CORREALES NAVARRO.

“Ocurrió en un día como hoy 23 de junio” Detención y posterior asesinato de Víctor Zerega Ponce

Inmediatamente de ocurrido el Golpe de Estado, un puñado de jóvenes y  heroicos militantes socialistas, encabezados por el "viejo" Exequiel Ponce, oriundo de Valparaíso, obrero portuario, dirigente de la CUT y Sub Secretario Nacional de Frente Interno del Partido Socialista -  el mayor de ellos con solo 39 años a la fecha de su detención- se ponen al frente del Partido Socialista de Chile,  de su recomposición orgánica y política.
En dramáticas circunstancias de seguridad y sobrevivencia lo acompañan Gustavo Ruz Zañartu, Ricardo Lagos Salinas, Ariel Mancilla Ramírez, Arnoldo Camú Veloso, Carlos Lorca Tobar y Víctor Zerega Ponce.  Colaboran intensamente además con ésta Dirección - sin lo cual su misión no habría sido posible - destacados compañeros, como Michelle Peña, Carolina Wiff, Sara Montes, Rosa Soliz, Mireya Rodríguez, Alejandro Parada, Octavio Boettinger, Eduardo Charme y Joel Huaiquiñir, todos desaparecidos, entre  muchos otros colaboradores.
El núcleo central de ésta Primera Dirección Clandestina tiene su primera "baja" el 24 de septiembre de 1974, cuando detienen y posteriormente asesinan a Arnoldo Camú. Luego, en Marzo de 1974 es detenido Gustavo Ruz - único sobreviviente de esta Dirección - oportunidad en la cual logra escapar Víctor Zerega. Ricardo Lagos Salinas también iba al lugar donde estaban Gustavo y Víctor. Iba disfrazado con uniforme escolar y al ver movimientos extraños no entra a la reunión.
Alberto se entera  luego de un tiempo  por terceros - al  parecer  por Juan Fierro - de estos hechos, de la detención de Gustavo y escape de Víctor. Ahí le "cuadran"  algunos eventos porque Víctor le había pedido que lo llevara a recorrer varios lugares por esos días. Lo  lleva en su moto Vespa por todo Santiago. Sin lugar a dudas fue para avisar del peligro, de la detención de Gustavo y para que se tomaran las medidas correspondientes. Víctor  solo le cuenta que se había caído y le dolía le espalda. Lo que había pasado en realidad es que se había tirado de un segundo piso arrancando por la ventana de un baño. Gustavo había logrado "entretener" a los militares (agentes de la SIFA) dilatando la situación a objeto de dar  tiempo para el escape de Víctor.
En Marzo de 1975 es detenido Ariel Mancilla  y posteriormente, en  junio de 1975 son detenidos los últimos miembros de éste núcleo central e histórico: Exequiel Ponce Vicencio; Ricardo Lagos Salinas y Carlos Lorca Tobar.
Un año antes, el domingo 23 de junio de 1974, Víctor Osvaldo Zerega Ponce, miembro de esta Primera Dirección Clandestina del Partido Socialista de Chile, es detenido en un "punto" que un joven de apellido Paredes, dirigente socialista del Regional Norte, entrega a sus captores. Cuando esto ocurría, su padre estaba preso en el campo de concentración de Pisagua. Luego lo relegaron a Arica. Se enteró del asesinato de su hijo una noche escuchando el programa de la Radio Moscú "Escucha Chile", cuando le hacían un homenaje a Víctor.
Pocos días antes, el jueves 20 de junio de 1974 el SICAR, a cargo del capitán de Carabineros Manuel Agustín Muñoz Gamboa y un comando de asalto,  habían allanado la casa de su hermano Alberto en busca de Víctor (de nombre político "Santiago"), la cual  también fue entregada  por el mismo Paredes.
Esa fría  noche del día jueves 20 de junio  son detenidos junto a Alberto -  en la casa que éste arrendaba  en calle Lynch Norte 320 en la comuna de La Reina-  Francisco Lagos, Ana María Campillo y Manuel Solorza- los cuales son llevados a un Centro de Detención Clandestina ubicado en los subterráneos de la Plaza Constitución.
Andaban en busca de "un pez gordo". Andaban en busca de "Santiago".
Luego de largos e interminables interrogatorios dedujeron que de ninguno de los secuestrados podrían tener información que los llevara a capturar a Víctor.
La noche del sábado 22 de junio el joven Paredes le habla al oído a Alberto, el cual estaba vendado y acostado en el suelo igual que sus otros compañeros,  y le dice que le están pidiendo que entregue a Víctor. Alberto le dice, no sabiendo si era escuchado  o no  por terceros: "haz lo que sea tu conciencia".
Por esas casualidades de la vida Paredes sabía perfectamente quien era Alberto. El padre de Paredes era auxiliar en el comedor de profesores del Internado Nacional Barros Arana y  Alberto, en representación de la Juventud Socialista, había sido presidente del Centro de Alumnos de ese colegio en 1972.
Pues bien, el domingo 23 de junio este joven Paredes "compró" su libertad y el fin a sus "apremios". Entregó a Víctor en el "punto" que ese domingo tenía con él.
El joven Paredes - que posteriormente parte al exilio - era dirigente del Regional Norte del Partido Socialista, que estaba ligado a la llamada Coordinadora de Regionales. Víctor seguramente estaba a cargo de esta relación política destinada a superar contradicciones que debilitaban el accionar unitario del socialismo chileno.
Pero Paredes no delata a Alberto y éste, junto a los demás secuestrados, es dejado libre, en el mismo momento que al mismo lugar de detención iba ingresando  Víctor.
Una muestra de la precariedad de las condiciones de seguridad que por esos años vivimos es lo insólito que ocurre el domingo 23 de junio, cuando Alberto, Ana María  y Manuel vuelven a casa. (Francisco no sale libre porque le encuentran material comprometedor del partido y pasa posteriormente por innumerables centros de detención y tortura. Luego Francisco sale al exilio directamente desde su último lugar de detención. Alberto solo lo vuelve a ver cuándo se conquista la democracia.)  Habían pasado pocas horas  desde que habían llegado a casa ese domingo  23 de junio cuando golpean la puerta. Alberto abre y frente a él se encuentra con Ricardo Lagos Salinas y Ariel Mancilla. Estaban preocupados por la suerte de Víctor porque les había fallado a un encuentro. Alberto les pide que se retiren urgente, que era peligroso que estuvieran en su casa.
Efectivamente, desde el jueves 20  y hasta tempranas horas del domingo 23 de junio la casa de Lynch Norte 320 fue una "ratonera" a la que, afortunadamente no llegó nadie. Ariel queda de ir a ver a la dirección que le da Alberto, en García Reyes 261, donde él trabajaba circunstancialmente. Ahí conversan al otro día  con más tranquilidad lo que se había vivido. Nunca más se verían. Acordaron una clave telefónica para confirmar si había caído o no Víctor. En la misma semana Ariel llama a Alberto y le da la clave fatal. Ese día Alberto llora por su hermano. Anticipó su duelo, no sabe por qué,   pero sabía o presentía que lo iban a matar.
Al otro día de quedar libres y estando en el casino de la Escuela de Economía de la Universidad de Chile,  Alberto le pide a Ana María que le diga a XX que se refugie porque lo andan buscando. Alberto cree que era más prudente e inofensivo  que ella lo hiciera - que no era militante- en vez de él.
Craso error. El compañero avisado de los peligros, en vez de ocultarse o asilarse, es convencido por su padre- ex carabinero - que se entregue. Así lo hace y  termina finalmente secuestrado en el mismo lugar de la Plaza Constitución. Bajo torturas, señala quien le había avisado de que lo andaban buscando.
Es así que el martes o miércoles de la semana del 24 de junio de 1974 nuevamente la casa de Lynch Norte 320 es allanada por el "Lolo" Muñoz y su equipo. Alberto queda helado porque teme que ahora sí descubrieron que él era militante y solo había logrado engañar por unas horas a sus captores.
Pero no fue así. Iban a detener a la persona que le había avisado a XX que lo andaban buscando. Es así que se llevan detenida a Ana María, la cual en su detención anterior había pasado sin mayores consecuencias, pero ahora ya no fue así. Si entrar en detalles es duramente tratada, razón por la cual hoy tiene querella presentada que atiende el Juez Carroza.
Ana María se encuentra en los subterráneos de la Plaza Constitución con Víctor. Se conocían de antes porque cuando Víctor frecuentaba la casa de Lynch Norte tenía largas tertulias e incluso en más de alguna oportunidad lo acompaña para dar "normalidad" a algunas gestiones de él. Víctor  llevaba su pollito asado con papas fritas a la casa  y conversaba amenamente.
Es ahí que Víctor le cuenta que en un "punto falso" que le entregó a sus captores se había intentado arrancar. Luego de correr y saltar un cerco, su enfermedad de la columna lo deja semi postrado y, para mala suerte, un tercero lo delata y lo vuelven a capturar. Con balacera incluida le cuenta que por error, quizás por cierta similitud de su vestimenta con la del  "Lolo" Muñoz, en algún momento le disparan a éste.  Es quizás por esta "desagradable"  situación para Muñoz que éste posteriormente decide asesinarlo.
Es extraño, por decirlo de alguna manera, que a sólo una semana de detenido y no habiendo delatado a nadie -  no obstante las torturas sufridas - se decida trasladar a Víctor a  Viña del Mar para asesinarlo.
El día 1º de julio Ana María es dejada libre.  Ella escucha que le comentan a Víctor que lo están pidiendo de Valparaíso. Él se extraña.
Ese día 1º de julio los secuestradores llevan a  Víctor a la costa, a altas horas de la noche, con toque de queda.
Cuando se va Ana María, Víctor manda con ella un mensaje para su compañera  y amor, de nacionalidad argentina y militante socialista en la Comisión Agraria, Graciela Batallán y otro para Alberto, su hermano.
El día 2 de julio, de madrugada y según se deduce de los informes periciales, Víctor es arrojado al mar en las costas cercanas a Playa Los Lilenes, cercano a Viña del Mar, le disparan dos balazos con revolver calibre 22 y lo dejan ahogar. Su cuerpo aparece en Playa Los Lilenes tiempo después.
A 42 años de su detención y posterior asesinato y, a  41 años del secuestro y desaparición de los últimos camaradas que hasta junio de 1975 encabezaron la Primera Dirección Clandestina del Partido Socialista, dejo este testimonio -  escrito parcialmente en tercera persona y a veces en plural -  como un homenaje y reconocimiento a un puñado de héroes cuyos valores, consecuencia y entrega a sus ideales no tiene parangón en nuestra historia.
Hasta hoy incomoda al poder y a algunos falsos socialistas el ejemplo de ellos. Aquellos personajes oscuros que pretenden enlodar la imagen de nuestros héroes no lograrán  mancillar el ejemplo de Carlos Lorca, con falsas acusaciones sin fundamento  y absolutamente descontextualizado de la realidad de la época. Latamente y de forma lúcida su hermano Jaime, Presidente del Centro de Formación Memoria y Futuro, acaba de desenmascarar éstas difamaciones.
Estamos convencidos que solo la superación del capitalismo, como forma de organización política, social y económica, nos permitirá salvar al planeta y sus habitantes. La lógica del consumo, del individualismo, de la supremacía del éxito y el lucro, deben ser superadas para dar paso a los valores de la solidaridad, el respeto de la naturaleza, el medio ambiente y la vida,
La lucha por la democracia y el socialismo en Chile pasa hoy por derrotar al modelo neo liberal que se ha impuesto en todas las esferas de la vida de nuestro país, instaurado a sangre y fuego - literalmente -  entre 1973 a 1989 y perfeccionado y profundizado, por omisión o acción consciente - como se ha develado de forma descarnada en el último año-  a partir de 1990.
Alberto Zerega Ponce
Miembro del Centro de Formación Memoria y Futuro
Santiago, 23 de junio de 2016

miércoles, 1 de abril de 2015

Chilenos en las Brigadas Internacionales

Así, se desenvolvieron en diversas batallas, allí donde les llamaron, acudieron a defender una Patria que es Universal, porque hay gente que es del mundo, y que siente cualquier injusticia en cualquier parte como propia. 
Fueron miles los hombres y mujeres, de todo el mundo, que hace ocho décadas acudieron con coraje y fervor al llamado de la causa antifascista. Lo que se sabe poco es que entre ellos hubo un puñado de chilenos valientes. Y lo que se sabe menos aún es que muchos eran marinos y militares chilenos.
"Cuando pasen los años y las heridas de la guerra se hayan restañado, hablad a vuestros hijos de las Brigadas Internacionales. Decidles cómo estos hombres lo abandonaron todo y vinieron aquí y nos dijeron: estamos aquí porque la causa de España es la nuestra. Millares de ellos se quedarán en tierra española. Podéis iros con orgullo pues sois historia, sois leyenda. Sois el ejemplo heroico de la solidaridad y universalidad de la democracia. No os olvidaremos, y cuando el olivo de la paz eche de nuevo sus hojas, ¡volved!". Con estas palabras, Dolores Ibárruri, La Pasionaria, despidió a las Brigadas Internacionales en Barcelona, una mañana de noviembre de 1938. Eran miles los hombres y mujeres, de todo el mundo, que acudieron con coraje y fervor al llamado de la causa antifascista, para combatir contra las tropas de Franco, los italianos de Mussolini y los alemanes de Hitler. Lo que se sabe poco es que entre ellos hubo un puñado de chilenos valientes. Y lo que se sabe menos aún es que muchos eran marinos y militares chilenos. Eran otros tiempos.
Miguel Álvarez Torres fue uno de ellos. Ex oficial de la Armada chilena y simpatizante comunista, se destacó en la dramática defensa de Madrid. Otro, inolvidable, es Alfredo Franco León, capitán de artillería, quien llega a España en septiembre de 1937 y se convierte en un combatiente infatigable y un formidable organizador. También destella la figura de Alejandro González Figueroa, capitán de Ejército en Chile, quien fuera capitán de la Cuarta División de las Brigadas Internacionales. Se guarda también celosa memoria de Luis Ángel Zendolla, capitán de Aviación, natural de Valdivia y secretario de seccional del Partido Socialista de Chile en esa ciudad. Hubo en las Brigadas varios ex oficiales de la Armada chilena participando como voluntarios internacionalistas en los más diversos frentes de esa horrenda guerra. Uno, del que sólo se recuerda su apellido, Córdova, logró regresar con vida tras la contienda, pese a su arrojo suicida, y se reintegró en nuestra Armada desarrollando una carrera de marino brillante, según recuerdan algunos testigos que lo vieron volver, marcado por la guerra y condecorado sólo por sus propios huevos. No tenía militancia política y sólo lo animaban sus simpatías hacia la causa democrática del bando republicano. Los archivos se los ha llevado el viento. Sólo se cuenta con el recuerdo de ex combatientes y el libro de un brigadista suizo, Gerald Gino Baumann, donde se menciona también a los chilenos Joaquín Almendros (militante PS), Francisco Arbos Siura (oficial), Emilio del Solar, Juan Gabelic Madrid, Gustavo Gaete (socialista y teniente del Ejército Republicano), Alejandro Gálvez, Raúl Galleguillos Molina (también socialista), Héctor y Pedro Hernández (este último caído en combate, socialista), Gustavo y Salustino Herrera Jarpa (socialista, oficial e integrante del Estado Mayor del Ejército Popular), Bernardo Ibáñez, George Lang, Félix López Cáceres (sindicalista de la francesa CGT Confederación General del Trabajo), Francisco Marín Marín (socialista), Alberto Miranda, Ciro Rivera Videla (capitán de artillería), Eustaquio Riveros Gómez (jefe del Estado Mayor de la Brigada Internacional CXXIX), Julián Rueda Nieto (miliciano), Rubén Soto Echenique (socialista y capitán del Ejército Republicano), Benito Torrente (enfermero), Luis Uribe Castro y Ernesto Villarroel (ambos socialistas), Juan Zardolla y Jorge Campillo. También figura en la lista del suizo una única mujer chilena en las filas republicanas: Mónica Milward (socialista), quien actuara como oficial de prensa en Barcelona.
La mayoría de esta información ha sido compilada por la excelente historiadora Olga Ulianova, quien ha seguido, hasta donde le ha sido posible, el levísimo rastro de estos compatriotas nuestros, de estos militares, marinos y aviadores chilenos, muchos anónimos, que no vacilaron un instante en jugarse la vida por la causa popular en España. Y a quienes rendimos desde aquí un emocionado homenaje que vuela más allá del óxido que el tiempo y la historia acumula sobre los hechos y las cosas de los hombres.

Miguel Álvarez Torres
Alberto Benito Mencha
José Efraín Gartez
Julio Cancino Labra
Manuel Cerda Muñoz
Enrique Cortizón Martínez
Manuel Ferrera Fernández
Alfredo Franco León
José Gardés Camps
Alejandro González Figueroa
Carlos Kern
Luis Ángel Zendolla
Plácido Martín Banús
Luis Moren Herrera
Arturo Domingo Piqué
Octavio Rojas Messeres
José Luis Ross Pino
Luis Vigué Vallade
José R. Vigué Vallade
Luis Villegas
Pedro Ventura Torra
César González Lavilla
Fernando Lozoya
José Mir Colomer
Ignacio González Álvarez
Miguel Amunátegui
Alejandro Martínez Sáenz
Manuel del Villar
Juan Guash Oliver
Guillermo Córdova
Luis Córdova
Hernán Barros Bianchi
Ernesto Silva
Pedro Henríquez
Agustín Plaza
José Uribe
Joaquín Almendros
Francisco Arbos Siura
Emilio del Solar
Juan Gabelic Madrid
Gustavo Gaete
Alejandro Gálvez
Raúl Galleguillos Molina
Héctor Hernández 
Pedro Hernández (fallecido en combate)
Gustavo Herrera Jarpa
Salustino Herrera Jarpa
Bernardo Ibáñez
George Lang
Feliz López Cáceres
Francisco Martín Marin
Alberto Miranda 
Ciro Rivera Videla
Eustaquio Riveros Gómez
Juan Rueda Nieto
Rubén Soto Echenique
Benito Torrente
Luis Uribe Castro
Ernesto Villarroel
Mónica Milward




El total de que se tiene registrado en el bando republicanos de ciudadanos chilenos es de 61, aunque se sabe de que hubieron muchos más de los cuales no se guarda registro alguno. Mas de la mitad de ellos esta representada por militares profesionales chilenos, oficiales que parten directamente desde Chile con militancia mayoritariamente socialista y algunos comunistas. Se trata de un grupo bastante nutrido y dado la importancia que tuvo la Guerra Civil Española en el imaginario colectivo de la izquierda en todo el mundo y en particular en Chile no podemos dejar de recordarles y saludar su aporte internacionalista, y hacemos justicia de un hecho que ha quedado en el olvido.
Combatientes chilenos en las Brigadas Internacionales del Ejercito Republicano. Honor y Gloria eterna!

martes, 31 de marzo de 2015

La Juventud Socialista de Chile

XXIX Congreso del Partido Socialista de Chile - Eugenio González Rojas (2011)

"La Federación de la Juventud Socialista que ahora nace y que dará a Chile las páginas más bellas de sus crónicas, será una inconmovible realidad: y su bandera guiada por el instrumento científico de la revolución proletaria, la doctrina marxista, será elevada en lo más alto del macizo nevado de los Andes y bajo su sombra en un frente unido, construirán un Nuevo régimen todos los trabajadores del músculo y del cerebro, el régimen socialista que liberará de la esclavitud a los pueblos hermanos de América Latina" (Documento fundacional de la JS)

El 4 de noviembre de 1935, dos años después de la fundación del PS, nace la que sería la Juventud Socialista de Chile, J.S., sólida alternativa generacional para la lucha revolucionaria de nuestro pueblo.

En aquellos días, el PS mantenía grupos de apoyo organizados como brigada del partido, cuya misión era fortalecer el trabajo de masas en los distintos frentes. Especialmente se destacaban la Agrupación de Mujeres Socialistas, AMS, revolucionarias por la liberación femenina, las Brigadas Universitarias y las Milicias Socialistas, de implacable labor en la defensa del pueblo contra el fascismo criollo. Con jóvenes provenientes particularmente de estas dos últimas, el PS logra estructurar la Federación Juvenil Socialista, FJS, cuyo símbolo (un puño cerrado en el corazón de una estrella roja) reflejaba el espíritu revolucionario de una juventud indómita que haría frente sin vacilaciones a los enemigos del pueblo. Los jóvenes socialistas se distinguieron por su combatividad y fueron los primeros en enfrentarse en la calle contra las tropas del nazismo nacional, logrando detener su avance. En esta lucha deja su vida el joven escritor Héctor Barreto, uno de los primeros mártires del socialismo chileno.
A poco andar, los jóvenes socialistas sobresalen por su capacidad política y sus imponderables aportes al desarrollo del PS. Son los jóvenes socialistas los que levantan el perfil revolucionario de movimiento popular durante el gobierno pluriclasista del gobierno de P. Aguirre Cerda ( Frente Popular, 1938). Constantemente los jóvenes están imprimiendo su sello revolucionario y combativo en la línea del PS, es así como tras el XI Congreso General Ordinario del partido, los jóvenes socialistas consolidan su latinoamericanismo integrándose a la Unión de Juventudes Revolucionarias de América Latina. Posteriormente, será uno de sus más connotados dirigentes, el joven Raúl Ampuero, quién se hará cargo de la Secretaria General del PS, destacándose por su dirección clasista y revolucionaria. También en aquella época ya había comenzado a asumir responsabilidades de relevancia nacional el exmiliciano socialista, miembro de la juventud, Salvador Allende Gossens.
Para este periodo, la JS ha consolidado ya su inserción en las universidades, poblaciones y sindicatos, distinguiéndose en todo lugar por su rupturismo con las estructuras burguesas de dominación y luchando por reivindicaciones que integren a la juventud en una sociedad que insiste en marginarla; el derecho a la educación para todos, el, pasaje escolar, el fuero estudiantil, las mejoras laborales, se convierten todas en consignas que rápidamente el sistema el sistema debe satisfacer bajo la presión ejercida por la movilización juvenil.
A comienzos de la década de los 60, los jóvenes socialistas son los primeros en rescatar para Chile las enseñanzas de la reciente Revolución Cubana, primera en América Latina. Los Jóvenes socialistas, motivados por su rebeldía anti-imperialista, destacan la necesidad del levantamiento insurreccional en contra de los enemigos fundamentales: El imperialismo y la burguesía nacional. Son los primeros en sublevarse y salir a las calles a manifestar que el camino cubano debía servirnos de guía.
En los 70, luego de un agitado periodo de lucha de clases de la década pasada, la vanguardia popular cuenta ya con un sólido Movimiento Juvenil, que es el que le imprime su mayor carácter combativo y en donde la JS cumple un importante rol conductor.
En 1971, la XX Conferencia nacional de la JS aprueba un programa y una estructura orgánica que consolidarán su incuestionable perfil revolucionario, marxista y leninista. La JS cuenta ya con un Comité Central acerado y con un Secretario General ejemplar: Carlos Lorca Tóbar, quién dota a la JS de sólidos conocimientos políticos y orgánicos, y métodos científicos de trabajo. Bajo su dirección la JS preside la U.P juvenil y mantiene la unidad del Movimiento Popular desde el ámbito juvenil.
Tras el golpe militar de 1973, numerosos jóvenes socialistas salen a resistir y se enfrentan heroicamente contra las fuerzas golpistas. Posteriormente la JS ofrece sus mejores cuadros para la reconstrucción del PS. Carlos Lorca, Ricardo Lagos Salinas y Ariel Mancilla, algunos de los jóvenes que pasan a integrar la dirección del PS luego del asesinato, exilio, detención o desaparición de muchos de sus miembros. En 1975 sus nombres se sumarán a la nómina de secuestrados por la dictadura.
La JS sacrificó su estructura orgánica ante la necesidad de recomponer el histórico PS; no obstante ya en 1978 logra articularse una dirección de la JS que tendría como misión recobrar su dimensión orgánica. En este período los embates de la dictadura se suceden.continuamente para evitar la reorganización de los jóvenes socialistas, en esta lucha caen, entre otros, Daniel Medel, Flavio en Nicaragua; sin embargo tras un arduo, histórico esfuerzo, la JS inaugura a fines de 1984 una nueva etapa de su desarrollo la XXI Conferencia Nacional que concluye con la definición de una orgánica propia, eligiendo un Comité Central, una Comisión Política y reeligiendo a Carlos Lorca como Secretario General, pero de forma simbólica, ya que mientras no se sepa su paradero se faculta a un Secretario General Subrogante para su reemplazo.
Indudablemente que en todo este trayecto histórico JS ha cumplido con las esperanzas y ha enfrentado los desafíos, resguardando por sobre todas las cosas los valores y la integredidad de nuestro partido.
Actualmente nuestra juventud es la de mayor preferencia por los jóvenes, a pesar del desencanto de la población. La JS se mantiene firme en su lucha contra el capitalismo, luchando por la igualdad y equidad y fundamentándose ideológicamente en la Izquierda.
Para todo Partido, la organización juvenil es su posibilidad de proyectarse al futuro. Aportan a la lucha su vigor, su mística, su impetuosidad, la pureza de sus ideales, su compromiso con las causas más nobles del Movimiento Popular, Ponen su pecho ante las dificultades más grandes. Se enfrentan a los peligros más amenazantes. Con ese espíritu nació la FEDERACIÓN JUVENIL SOCIALISTA. Con esa mística que permitió crear efervescencia en la juventud chilena y combatir en las calles a las Tropas Nazis de Asalto (TNA) del fascismo.
Toda su vida exigiendo movilidad constante, resolver rápidamente los problemas, atacar luego a los enemigos que impiden la cristalización del anhelo de las masas trabajadoras; "La Construcción del Socialismo"..

Mensaje de Salvador Allende a la XX Conferencia Nacional de Juventud Socialista

Muy estimados compañeros de la Juventud Socialista:

Por compromisos internacionales ineludibles, he debido ausentarme del país y coincide con el importante evento de ustedes. Siento no poder concurrir personalmente a él. He querido sí, dejar un testimonio de mi pensamiento. En primer lugar para saludarlos a ustedes, queridos compañeros y a aquellos otros, que vienen de distintos países a prestigiar y a hacer más significativa la reunión de la FJS, en su Congreso. Sé perfectamente bien que ustedes tienen que valorar lo que significa que concurran delegaciones de tantos países amigos y hermanos que traen la experiencia de lo realizado, porque hace tiempo que ya ellos forman parte de los gobiernos, como es el caso de los países socialistas; o de movimientos populares que luchan tesoneramente por hacer posible que el pueblo llegue al Gobierno. Yo quiero, antes que nada, decir con qué satisfacción en los últimos años, he visto el fortalecimiento ideológico y la preparación de nuestros cuadros juveniles y, cómo al mismo tiempo, su organización se ha ido expresando en los comités regionales que abarca todo el país. Por eso, sé que van a concurrir 150 delegados que representan aproximadamente a 15.000 o más militantes y que, junto a ellos, estarán 50 o más delegados fraternales, en especial, mandatarios de la FJS de organismos de masas, sindicatos, federaciones de estudiantes, etc. Es decir, creo que este es el torneo más importante, y es también significativo en lo político, porque es la primera vez que la FJS va a realizar un congreso estando en el partido de Gobierno y siendo Presidente de la República, un militante de ella. Yo quiero entonces dirigirme a ustedes, para señalar el papel trascendente que tiene la juventud en el proceso revolucionario que Chile está viviendo. Me refiero a la juventud elementalmente de la Unidad Popular y me refiero a la juventud chilena también, más allá de las fronteras de la organización que agrupa a los partidos que tienen la base política de la Unidad Popular. Y digo esto, porque somos un país esencialmente joven, por lo tanto, la juventud debe ser la base y el motor de un proceso de cambios en la sociedad chilena. Una y mil veces lo he dicho, que la juventud tiene conciencia de ello. No hay querella generacional ni en el país ni en el partido. Nos sentimos todos militantes de un gran movimiento destinado a realizar la revolución chilena. Nos sentimos todos ubicados en el plano teórico de los que saben que la sociedad capitalista divide a los hombres entre explotados y explotadores, entre oprimidos y opresores. Por eso, jóvenes, adultos o ancianos, que tenemos un mismo pensamiento ideológico, que estamos ubicados en la misma barricada, que luchamos dentro de nuestra realidad por los cambios que, repito, reclama y necesita.
(Salvador Allende a la XX Conferencia Nacional de la JS)